POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

miércoles, 29 de junio de 2011

BESOS

Besos de pasión
Besos de ternura
Son los que tú me das
A la luz de la luna



Me rozan tus manos y tiemblo
Cuando siento tus labios cerca
Presiento ese beso
El que hace estremecerme
Dentro de mis sentimientos.




Por más que intento olvidarlo
Más se empeña mi pensamiento
En tenerlo presente siempre
Al sentir tu cara cerca, sentir tu aliento.

Besos  quince añeros
Sin experiencia en besos
Besos sinceros y tiernos
Sin pecado, sólo besos.

Y es que al besarme mi amor
Me entrego toda
Toda me ofrezco
Por ese beso tuyo
Con el que juraste amor eterno.

Besos , besos, besos
Besos bellos, verdaderos
Besos de tus labios
Bellos besos mi amor, tus besos

sábado, 25 de junio de 2011

PLAYA DEL TAMUJOSO

Fotografía de Ana Ortiz


Baños,  si tiene playa, aún estando enclavado en plena sierra morena, tenemos la suerte de tener playa de agua dulce y en los veranos calurosos es una gozada bajar por la carretera a darte un chapuzón.
No recuerdo el año exacto, pero echaron varios camiones de arena, para poder andar mejor entre las pizarras, serían a finales de los años sesenta.
Una  vez en la explanada de arriba pusieron un chiringuito en el que se vendía bebidas  frescas y en las noches cenar al fresquito  en la sierra era una gozada.
En el pantano del Rumblar aprendí a nadar como casi todos los Bañuscos, los sábados y los domingos quedábamos las amigas para bañarnos, aunque yo aprendí a sostenerme un poco antes ya que mi padre puso empeño en que aprendiera a nadar y cada día bajábamos por la llaná a las colas, aún se ve la verea por la que bajábamos a través de los turrumbetes, hoy poco transitada, entonces no había tantos coches y motos e íbamos andando y este trocito de pantano, las colas como le decimos nos pillaba cerquita de casa ya que bajábamos por los peñones, cruzábamos la llaná y bajábamos por la vereda antes mencionada, mi padre iba cargado con una cámara de la rueda de su moto desechada llena de parches,  de una lambreta que tenía para ir a trabajar a su lugar de trabajo, la empresa A.D.A.R.O, me la ponía en la cintura y  ataba una cuerda a un peñón, (las cosas de los padres siempre pendientes  a sus hijos), luego le regalaron un cámara de la rueda de un camión y mi juego consistía en hacer que era una barca y mis bracitos los remos, eso era allá por los años sesenta, tengo que decir que por más que puso empeño en que aprendiera a nadar no lo consiguió, yo prefería jugar en la orilla con las piedrecitas de colores y con las pizarras  lisas y finas hacer el salto la rana, contábamos hasta diez o doce las veces que saltaba sobre el agua hasta que se hundía, Los domingos era una fiesta para mí ya que en la lambreta íbamos los cuatro hasta la playa, mi padre conduciendo, mi madre detrás, mi hermanilla delante de mi padre entre sus piernas de pié agarrada al manillar y yo encima de la rueda de repuesto y bien agustito que iba agarrada a la cintura de mi madre, encima de un cojín, ya veis sin casco, sin cinturones, ni silletas para niños en los coches, ni nada, yo no sé como aquella generación salimos adelante, nos llevábamos la merienda cena y veníamos ya puesto el sol con la fresquita.
Luego en la adolescencia con mis amigas en la playa del Tamujoso o la Picoza conseguí aprender a mantenerme sobre el agua, que no a nadar, pero vamos me defiendo.
Tengo unos recuerdos preciosos de aquellos días, con quince años tienes tanta ilusión, el primer amor, el primer beso, se ve todo de color de rosa te quieres comer el mundo y resulta que el mundo te come a ti.






Bajábamos a la playa o la picoza en un plis plás, a veces el padre de mi amiga Toñi que estaba por allí de vaquero nos cruzaba la picoza con su barca recuerdo que los ligues (medio novietes ) que teníamos se cruzaron la picoza a nado con una mano y en la otra los zapatos y la ropa por estar con nosotras, vamos que ni nos enterábamos de la caminata hasta el agua con las risas y las bromas, íbamos siempre cantando canciones de aquella época o las aprendidas en la escuela en los días de excursión, con las monjas casi siempre a la piedra escurridera.




Ahora que vamos de campo

Ahora que vamos de campo
Vamos a contar mentiras tralarán
Vamos a contar mentiras tralará
Vamos a contar mentiras
Fotografía de Ana Ortíz
Por el mar corre la liebre
Por el mar corre la liebre
Por el monte la sardina tralarán
Por el monte la sardina tarlarán
Por el monte la sardina
Me encontré con un peral
Me encontré con un peral           
Cargadito de manzanas tralará
Cargadito de manzanas tralará
Cargaito de manzanas
Empecé a tirarle piedras
Empecé a tirarle piedras
Y caían avellanas tralará
Y caían avellanas....

Luego para la subida siempre poníamos las toallas bien mojadas en agua y nos la poníamos en la espalda para sobre llevar el camino con tanta calor hoy en día ya se van notando los años, bajo de vez en cuando dando un paseo y la la vez me gusta recordar aquellos años de mi juventud.

Fotografía de Ana Ortíz







Tiene unas aguas cristalinas, tranquilas que invita a meterse en ellas, por la noche es una gozada estar al lado del agua, se está tan fresquito.



martes, 21 de junio de 2011

GALLETAS FRITAS


Sé que esta receta diréis que ya la conocéis, es muy antigua y hoy se compran ya hechas pero mi madre nos la hacía a mi hermana y a mí y nos encantaba.
INGREDIENTES:
GALLETAS MARÍA DE LAS GORDAS
LECHE
ACEITE
SAL
PAPEL DE ESCURRIR (PAPEL DE COCINA)
CANELA
AZÚCAR
UN SOBRE DE FLAN EL NIÑO.
HUEVOS

Se hace la crema pastelera con el sobre de flan el niño (vienen la instrucciones de como se prepara el relleno). Aún caliente  se pone sobre la galleta para que esta se ponga blandita y se tapa con otra.
Se van mojando el leche.
Batimos los huevos con una pizca de sal.

En una fuente ponemos como un cuarto de azúcar a la que añadimos una cucharada sopera de canela molida y se mezcla .
 Ponemos una sartén  con aceite milenarios o de nuestra señora de la Encina a calentar, se van mojando en el huevo y se echan,  se dan la vuelta  cuando se ponen doraditas y se ponen a escurrir en el papel, después embarruñamos (envolvemos ) en la mezcla de azúcar y canela y listas para comer.
Se puede cambiar el relleno de crema pastelera, por chocolate.
De las dos maneras están riquísimas.
Pero si las hacemos de las dos formas, se hacen primero las de la crema pastelera, ya que el aceite con el relleno de chocolate, se pone oscuro.
Buen provecho!!!👍

domingo, 19 de junio de 2011

NI CONTIGO NI SiN TÍ

Desde que empecé a querete

Me trajiste paz a mi alma
Desde que empecé a querete

No hay día que maldiga mi desgracia
Desde que empecé a quererte

Tus besos mi sed calman
Desde que empecé a quererte

Cada día pierdo la esperanza
Y es que desde que empecé a querete

Tus labios curaron mis llagas
Desde que empecé a querete

Trajiste la oscuridad a  mi casa
Desde que empecé a querete

Mis pensamientos en gris estaban
Más cuando comencé a querete

De colores llenaste mi sala
Desde que empecé a quererte


Tengo un nudo en la garganta
Pero si dejara de quererte

Sólo sé que sin ti no soy nada



jueves, 16 de junio de 2011

BRAZO DE GITANO

Tengo que decir que esta receta es de mi hija Mª Carmen, se la dio una compañera de piso Ana, ella se de Cuevas de Almanzora (Almería) la conoce desde hace casi seis años, primero fueron compañeras de planta en la residencia de estudiantes en Granada y luego compartieron piso durante tres años.
Gracias a Ana tengo un precioso tesoro, un CD de Los Puntos, ya que este grupo popular de los años 70 son de su pueblo, mi hija le comentó que yo era una seguidora de ellos y sin decirle nada, un día que fue a su pueblo me lo trajo el CD de regalo con todos los éxitos de aquella época (Esa niña que me mira, Cuando salga la luna, Llorando por Granada etc...) lo voy a desgastar de tanto escucharlo, me pongo los cascos y ¡ HALA ! a escuchar a mis puntos mientras plancho, friego y me entrengo con lo de las faenas del hogar , dulce hogar.
Empiezo diciendo los ingredientes:

TRES HUEVOS
MANTEQUILLA, O ACEITE DE OLIVA DESAHUMADO DOS CUCHARADAS SOPERAS .
AZÚCAR
UN VASO DE LECHE 
HARINA
UNA PIZCA DE SAL
LA PUNTA DE UNA CUCHARILLA DE LAS DE CAFÉ DE BICARBONATO.
PAPEL PARA HORNO O ES SU DEFECTO PAPEL DE ALUMINIO.

Y para el relleno , eso ya depende del gusto de cada uno, se puede hacer de chocolate y por encima azúcar que es como casi siempre lo hago, con nata, con trufa o con crema pastelera y por encima una vez que lo hemos ido redondeando se le puede poner chocolate, o azúcar glasé.

Se separan las claras de la yemas y estas se baten a punto de nieve, después se mezclan con las yemas, el azúcar (un vaso y medio de los de agua) el aceite o mantequilla, la harina, unas 6 cucharadas de las sopera la pizca de sal, la leche y por último el bicarbonato, mientras habremos puesto el horno a calentar.
Ponemos el papel en la  bandeja del horno, y echamos la crema elaborada anteriormente, en el horno se tiene unos doce o quince minutos. no más, mientras tanto preparamos el relleno como antes he comentado.
Cuando está se saca del horno y se despega con cuidado del papel, se pone sobre un paño limpio y rellenamos, vamos envolviendo el relleno en el pastel y adornamos como queramos.
Y ahora a merendar con café y después nos vemos por la ruta del colesterol a rebajar el dichoso brazo de gitano..












domingo, 12 de junio de 2011

PIZZA CASERA

Esta receta la aprendí en Madrid allá por el año 83, me la enseñó Filo una vecina que trabajaba en una quesería en la calle Hortaleza en Madrid, en ella había toda clase de quesos Españoles y mundiales, allí conocí que aparte del queso manchego, que compraba mi madre al manchego de turno que iba vendiéndolo por las calles "AL RICO QUESO MANCHEGO" con aquella camisa negra ancha y boina igual mente negra y que luego ponía en una cuajadera de porcelana en aceite de nuestro Baños para que durase más tiempo y el de cabra que era los  que yo conocía , pues había una cantidad de quesos españoles dignos de probar, el cabrales, el queso de burgos , el de tetilla gallego, bueno este queso lo conocía por que mi tía Isabel que es gallega alguna que otra vez lo trajo a casa, el camembert etc...
A ella le enseñó hacer pizzas un proveedor italiano que le servía queso de mozzarella, al igual que la fondee un proveedor francés.
Entonces me hice adipta a los quesos sobre todo los suaves y cremosos y en casa para los cumple años de mis hijos cuando les preguntaba que, qué comida querían para ese día siempre decían PIZZA

INGREDIENTES PARA LA PIZZA CASERA
HARINA
LEVADURA PANADERA
SAL
ACEITE
TOMATE FRITO ORLANDO
ORÉGANO
BEICON
LATA DE ATÚN NATURAL
JAMÓN DE YORK
CHORIZO REVILLA
ACEITUNAS SIN HUESO NEGRAS Y VERDES
LATA DE CHAMPIÑÓN
LATA DE ANCHOAS
QUESO DE MOZZARELLA


Se hace la masa con levadura panadera, yo la compro de la panadería y la congelo compro 60 gramos y me vale para dos veces, se desace en agua tíbia como un vaso y medio, la sal, se va incorprando la harina hasta que se puede amasar con las manos, cuando de despegue de los dedos está lista para dejar macerar tapada  al menos dos horas hasta que suba la masa.

Después con un rodillo se estiende sobre una superficie en la que hemos puesto harina para que no se pegue la masa, la  ponemos en la bandeja del horno a la que  untamos con un poquito de aceite de oliva y estendemos con un papel de cocina, esto es  para que no se pegue a  la bandeja y empezamos a añadir los ingredientes, primero el tomate , después el orégano, y ya empezamos a poner los ingredientes , según nos gusten, el atún esmenuzado, el beicón a lonchas cortado a trocitos, el chorizo, o el jamón de york las aceitunas cortadas por la mitad, si les gusta  los sabores fuertes las anchoas , también se pueden poner champiniones  a láminas y por último el queso mozzarella.
Se mete al horno previa mente calentado al menos durante 20 minutos .
La manera de saber cuando está es metiendo por debajo de la masa un cuchillo si se despega fácil mente está en su punto y a comer que pa luego es tarde, bueno casi me dejan sin probarla.

viernes, 10 de junio de 2011

SOY ROCIERA

Soy rociera y ando el camino

Me gusta con el pensamiento

Estar con ella ese día, cruzar el río

Llegar en la madrugá, saltar la verja

Pensar que no es un sueño mío

Hacer el camino con los almonteños

Ir sin  más, como un peregrino

 Caminar de noche por las arenas

Recibir del guadalquivir, mi bautizo

Y sigo soñando mi virgen guapa

Que voy haciendo el camino

Yo estuve en tu ermita un día

Te vi con tu niño chiquito

Desde ese día soy rociera

Aunque no haya visto el rocío

Por que te llevo en mi pecho

En la medalla, regalo de mi marío

Mira por donde mi virgen
 
Me hizo rociera el amor mío



miércoles, 8 de junio de 2011

COMO UNA BARCA A LA DERIVA

Como el agua que lleva el río

Y siempre acaba en el mar

Así ese este amor mío

Que sin miedo a naufragar

Cruza valles, montes y  pueblos

Para tus brazos buscar

Y es que por más que yo quiera

Te intenté,  por milésima vez olvidar

Siempre te encuentro en la orilla

Cuando llega mi barca a la mar

Pues mi amor es como una barca

Que a la deriva por el agua va

Ansiando siempre encontrarte

En aquel puerto, en el que al llegar

Me esperan tus brazos amorosos

Para poder refugiarme  y en ellos descansar



sábado, 4 de junio de 2011

JUEGOS DE LOS SESENTA


 BAÑOS DE LA ENCINA (JAEN)

La imaginación cuando se tiene entre seis  y doce años más o menos en aquella época no tenía límite.
Los niños jugaban al trompo, al aro o a las bolas, eran de cristal pero normalmente eran de barro, se hacía un colache (cuadrado o triángulo)en el suelo con tiza o con el dedo y con un palo o téjule (trozo de piedra lisa) si era en la arena y con el dedo pulgar le daban  a la bola para poder conseguir sacar fuera





También jugaban los niños al burro y la calle donde vivía daba miedo verlos cuando bajaban todo embalados con aquellas tablas con ruedas por la calle Mestanza.
A las niñas no nos dejaban jugar, a estos juegos, se consideraban juegos de niños, pues como dice el nombre de este juego era algo burro, consistía en poner a un niño agarrado a la pared o ventana e ir montando encima más niños hasta ver quien aguantaba más .
















Al corro de la patata "El patio de mi casa es particular, cuando llueve se moja como los demás agachaté y ...
 

Al Ratón que te pilla el gato ratón que te va a pillar, si no te pilla de noche te pilla de madrugá...
¿Donde están la llaves matarilerilerele donde están las llaves matarilerilerán... las que pasamos los 50 nos acordamos seguro de estos juegos ¿A que habéis sonreído al recordarlos ?



La niñas teníamos otros juegos, como saltar a la comba, jugar al látigo, a la goma, el pañuelo, los recortables, los cromos, las pelotas con cuerda...




al nabo escondío, al anillo, al esconder (La malla) por que si burlabas al que estaba buscándote y  lograbas llegar donde contaba hasta a veces cien para dar tiempo a esconderte decías ¡ mi malla !.
Siempre llevábamos en nuestra cartera cinco chinolas, para
jugar  a las cinco, se ponía una china en la mano  la lanzabas para arriba y en esos segundos tenías que coger otra, luego lanzabas las dos bolas hacia  arriba y cogías la tercera, así hasta coger las cinco, o a las tres en raya, también jugábamos a los muñequitos, estos también los llevábamos en la cartera, eran de plástico algunos estaban súper machacados de los golpes que le dábamos con las téjules, consistía en hacer un cuadro con tiza en el suelo y una línea a unos dos o tres metros  y con una téjule ( piedra lisa, bien pizarra o trozo de baldosa ) se tiraba  a ras del suelo, cada una poníamos un muñequito se tiraba por vez y ganabas si conseguías sacarlo fuera del cuadrante.

Otro juego era saltar a la goma , empezaba por los tobillos y acababa en la axila, siempre teníamos en nuestro grupo alguna que la llevaba en la cartera, la verdad es que aparte de nuestros libros, libretas y aquellos plumier de madera, algunos dobles, siempre te encontrabas con todos estos juegos para el recreo ¡ ah y los cromos !
También teníamos un trozo de goma o guita para hacer cunitas con nuestros dedos, entre dos niñas,
Nunca salía igual, esos eran nuestros entretenimientos a la hora del recreo, bueno y jugar al látigo, las ultimas siempre acabábamos por los suelos, o los días de viento por detrás del convento con los brazos extendidos hacer que volábamos, a veces parecía que íbamos alzar el vuelo.
En las horas de recreo nos escapábamos a las canteras, donde ahora está el parque y lo negro, para coger cabezolones, con una lata los pescábamos, le hacíamos agujeros y nos lo llevábamos a nuestra casa, nunca conseguí que se hicieran ranas...



Otro de nuestros juegos era subirnos encima de unas latas con cuerdas le llamábamos zancos, yo utilizaba los botes de la leche condesada la lechera, mi abuelo me hacía dos agujeros y me ponía unas cuerdas que yo cogía con las manos, otros niños o niñas utilizaban latas de tomate entero, que medía alrededor  de 40 cm, esos eran más valientes, ya veis con unas simples latas éramos los reyes del barrio

jueves, 2 de junio de 2011

SUEÑOS ROTOS

Cuando los sueños se rompen

Se quedan en eso, solo sueños

Queda la añoranza de esos tiempos

Vuelven los viejos recuerdos

Atrás queda los malos días

Para dejar paso a los buenos

Quererte fue mi obsesión

Mi dolor, mi pasión y requiebro

Y ahora que nada queda

Que murieron mis sentimientos

Nace un amor, más profundo aún

Para matar esos malos tiempos

Que te dí todo ¿sabes ?

Tanto te dí, quedándome el desconsuelo

De recibir nada a cambio

Sólo desaires, amargura y descontento

Que difícil es querer a medias

Hoy sí y mañana no te quiero

Pues eso te has perdido tú

Un amor grande y sincero

De esos que se entrega todo 

Sin nada a cambio, sólo un te quiero