POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

domingo, 28 de agosto de 2011

SOÑAR QUE SUEÑO DESPIERTO

Un minuto de tu vida, un suspiro de tu aliento

Una mira tuya perdida, al encontrarnos

Quisiera retenerla y detener el tiempo

Por que, por más que quiera olvidarte

Eres esa estrella del firmamento

Que luce lejana en el cielo

Por la que suspiro, desde mi silencio

En mis noches gélidas de invierno

Te arropo con mi pensamiento

Mira si te quiero, mi niña

Que en vida, estoy muriendo

Por sentirte cerca, entrar en tu pensamiento

Te acercas despacio, en la penumbra

Noto tu sombra, te presiento

Y aún en esta agonía, al amanecer

Si veo que vivo y no he muerto

Te seguiré amando y soñando 

Rozaré de puntilla, tu bello pelo

Para no despertar tu duerme vela

Y dejar que sigas tu ensueño

En el que no tengo cabida

Por más que yo empeñe mi empeño




jueves, 25 de agosto de 2011

AMOR OPUESTO









http://www.ivoox.com/amor-opuesto-encarna-laguna-garrido-audios-mp3_rf_3175220_1.html





Que sabe la gente de mis sentimientos

Son parte de mi vida, 

¿ Quien sabe lo que yo llevo dentro ?

Alguien se atreverá a escondidas

A mi espaldas, siempre en secreto

Que si mi cabeza piensa diferente a mi sexo

El que yo pregone mis desdichas

Ahora que ya es tan cierto

Años fueron de agonías, de llevarlo muy dentro

Tan solo una persona  era mi cómplice

Pocos o nadie sabían, de este, mi sufrimiento

Amar como nadie puede amar

Querer como estoy queriendo

Dicen que es pecado

Ella-Él es mi  complemento

Este amor es tan grande

Aflora en mis sentimientos

Más que quererse a medias

Es conversar, tener el mismo pensamiento

Dejad que sigan hablando

Los que no entienden esto nuestro

Que puede que un día, quizás

Con el tiempo, alguien de los suyos

Tenga este comportamiento

Entonces tendrán que callar

Hay que dar tiempo al tiempo.










martes, 23 de agosto de 2011

PONER LA CASA

Bueno, o enseñar la casa costumbre Bañusca, que se ha ido perdiendo.
Hay un dicho que dice el que no ve la novia no ve la boda, en Baños mi pueblo, era costumbre enseñar la casa donde iban a vivir los novios, se ponía encima de la cama el ajuar, las sábanas bordadas, la cama hecha   con parte del embozo (parte de sábana bordada ) de la sábana novial la más laboriosa para que se viera, las colchas, mantelerías igual mente bordadas mano, a  maquina, a punto de cruz encima de la mesa del comedor, en la cocina  las bolsas del pan también bordadas o a ganchillo, los paños de cocina marcados con las iniciales de la novia al igual que todo, en el cuarto de baño también se ponía para que todos lo vieran juegos de toallas con encajes y bolillos igualmente con iniciales, el peinador también bordado, bolsas de aseo con todo a estrenar.
Los armarios abiertos, para que se pudiera ver la ropa tanto del novio como a de la novia, los camisones, entre ellos el de la noche de bodas, la bata de casa,  batín y pijamas del novio, camisas, mudas (ropa interior) trajes de novio, vestidos  de la novia, a excepción de los trajes de novios, tanto del novio como el de la novia ese era un secreto para ese día especial, nada quedaba sin enseñar, el mueble bar abierto de par en par para que se viera la cristalería, la vajilla  de lujo, cubertería, juegos de café, todo era enseñado por las madres y hermanas de los novios, acudían gente invitada y la no invitada, al pasar se veía la puerta abierta de par en par y se animaban a ver la casa de la que sería el nuevo hogar de los recién casados.
Luego el día después de la boda, la madre del novio era la encargada de despertar a los recién casados con chocolate recién hecho acompañado de churros, magdalenas y algún pastel hecho para la ocasión.
Era costumbre el primer día de casados comer en casa de los padres del novio y el segundo en casa de los padres de la novia, si se iban de viaje de novios a la vuelta se  iban turnando por grado o parentesco los tíos, primos, amigos de los recién casados, a comer donde se elaboraba un menú especial para la ocasión, a veces se pasaban casi un mes comiendo donde les invitaban.
Esa costumbre ya se ha perdido, ahora se enseña a los familiares, o algunos amigos, poco a poco las que ya estamos cercanos a los sesenta años, añoramos aquellos tiempos en que era normal que un día antes las amigas fueran hacer la cama de los novios, e incluir alguna broma.
A mi me pusieron miga de pan rallada entre la sabana y el colchón, y bicarbonato en la escupidera (orinal), cerraron la puerta y no me dejaron pasar y yo me olí que algo me estaban haciendo. 
Pienso que algunas costumbres no deberian perderse, es bonito enseñar la casa.

jueves, 18 de agosto de 2011

A CIELO ABIERTO









A cielo abierto  te ven mis ojos

Se pierde el  horizonte mar adentro

Y yo con el pensamiento te recuerdo.


Fuiste el amante perfecto

Ese que te escucha y te da  consejos

Paciente, amable, solícito

Amoroso, siempre correcto


Con él lo tuve todo, aún lo tengo

Mi querido y viejo amigo

Mi amante , confidente secrerto

Te extraño y te hecho de menos

Cuando no te tengo y estás  lejos

No me fallas nunca, cuando  te llamo

Por eso te quiero, amigo, mi viejo

Mi diario, ese que no me falla

El que empecé a escribir un día

Y le contaba mis secretos


Primero mis sueños de adolescente

Luego al conocer a mi gran amor

Ese que perdura en el tiempo

El que me amó, me desilusionó

Pero que aún quiero y te lo cuento

Mi querido amante diario

Te seguré contando secretos




















viernes, 12 de agosto de 2011

CALAVERAS DE SANDÍAS

En verano, mi abuelo Esteban se entretenía en hacerme calaveras de sandías, que ataba a una cuerda para que yo las pudiera llevar con mis manos,  luego le ponía una vela dentro y en la semi oscuridad de la calle Mestanza,  a lo lejos parecía una verdadera calavera, unas veces con cara terrorífica y otras con cara risueña, a veces con unos colmillos que daba miedo mirarla... 
Empezaba quitándole la tapa por arriba  donde tenia el rabo y con su navaja la iba dejando hueca,  la pulpa servia de alimento a las cabras y marranos que teníamos en el corral, luego en la cáscara con mucha maestría le hacía los ojos, la nariz, la boca, las orejas, por donde luego saldría el resplandor de la vela, echaba una poca de cera en la base de la sandía ya hueca y se quedaba pegada, luego le volvía a poner la tapa y ya estaba hecha mi calavera.
Eran formas de jugar ya que por aquellos años habían pocos juguetes pero una gran imaginación, a veces se las hacía a mis amigas, sobre todo cuando había gran recolección de sandías ya que mi abuelo era agricultor y hortelano, luego mi madre se encargaba de vender los productos de la huerta en la puerta de casa, recuerdo aquel peso de platillos dorados relucientes y que al acabar la venta de cada día los limpiaba con sidol, un producto para limpiar lo dorado (bronce) y la cata que consistía en hacer un cuadradito en la panza de la sandia o melón, si estaba pocha se le daba otra y esta servia para los animales, el cliente siempre se iba contento.
Mi abuelo tenia una forma peculiar de cortar la sandia para los postres, la ponía en una fuente de porcelana redonda, le quitaba la tapa del rabo y la de abajo y empezaba hacer tajadas sin llegar con la navaja al centro, cuando acababa le daba un golpe con el puño cerrado y esta se abría dejando el corazón hecho un redondel (Parte mas sabrosa) y que repartíamos entre todos, tenia una buena colección de navajas muchas de ellas regalo de Damaso Gonzalez, torero de Albacete, que acogía a la hora de las comidas y con el que compartía las talegas en el campo y su ilusión de llegar a ser figura del toreo, cosa que consiguió,  nunca echo en olvido, aquellos cucharros compartidos debajo de las olivas, cuando venia de tienta y siempre por Navidad durante muchos años llegaba  a casa un pequeño paquete con una navaja y una foto de el, vestido de torero dedicada a mi abuelo...
Íbamos todos con nuestras calaveras que parecía la calle un cementerio viviente, hasta nos atrevíamos a salir por otras calles, donde a veces nos encontrábamos con una o varias calaveras de otras calles.portdas por otros niños
Recuerdos que tengo de aquellas noches calurosas de verano, donde al caer la noche, la calle era nuestra mejor aliada contra el calor, se regaba para que estuviera más fresquita  y sentadas en las gradas se contaban historias, anédotas del día, lo que se iba hacer para los exclavos etc...
y se dormía en los portales con las puertas abiertas en camastros.
Recuerdos y más recuerdos...

miércoles, 10 de agosto de 2011

PERICONES

Esta entrada es para todos mis seguidores y amigos de Madrid, me comentaban que como yo siendo de Jaén no conocía la forma de hacerlos y en especial  para Tremendita, ella me la pidió.
Son originarios de la provincia de Jaén concretamente de Arquillos, nunca los llegué a hacer  hasta hoy,  gracias a la receta me la ha hecho llegar Sonia Cruz, una forera de Arquillos.


INGREDIENTES


1 vaso de aceite
Una docena de huevos
600  kilogramos de azúcar
Una pizca de sal
Una copita de anís 
1 kilo de harina de repostería y ganas de hacerlo con mucho cariño.

Primero.- En una sartén se echa el aceite, una vez desahumado, lo apartas y dejas enfriar.

Segundo.- Separa las claras de las yemas de 6 huevos

Tercero.- Con las 6 claras y el medio kilo de azúcar las montas hasta que se hagan un merengue ( con la batidora de varillas sale genial y tarda menos) y lo reservas  

Cuarto.- Calienta el horno a 150 grados encendiendo tanto la parte de arriba como la de de abajo.

Quinto.- Mezcla el aceite ya frío, la copa de anís, cuatro cucharadas soperas de azúcar, una pizca de sal, (es la esencia  de toda repostería)  junto con las 6 yemas que ha quedado y los otros 6 huevos enteros con la harina que admita, hasta que hagas una pasta mas bien durilla para que la puedas manejar bien (si la dejan muy blanda no te salen, ve echando la harina poco a poco y si la mezclas con las manos mejor, así vas comprobando la textura de la pasta) 
Sexto.- Con los dedos nos untamos las manos de aceite, ésto hace que la masa se despegue se  hacen bolas con esa masa y las extiendes de forma alargada o en forma de rosc, las colocas en una bandeja de horno enla que hemos puesto papel vegetal, Los metes en el horno hasta que los veas dorados unos 20/25 minutos (lo puedes ir  mirando por el cristal para que no se te quemen)

Séptimo.- Una vez dorada la pasta, aun caliente pero sin que quemen metes los pericones en el merengue con la ayuda de unas tenazas para que se unten bien y lo metes en el horno en la parte media con muy pocos grados, lo dejas lo justo para que se seque el merengue con cuidado de que no se te queme el baño, yo pongo papel de horno y no se ensucia la bandeja.  

Octavo.- Una vez sacados del horno, le echas mas baño de merengue haciendo como una cenefa y los dejas enfriar

Noveno.- A COMÉRSELOS Y DISFRUTAR QUE ESTÁN MUY RICOS..



También se pueden hacer con cobertura de chocolate, pero los tradicionales son con clara de huevo montada.

domingo, 7 de agosto de 2011

CARTILLA DE ESCOLARIDAD

                                                                           
Estas son las cartillas de escolaridad de mi marido  y la mía la de él está abierta el 2 de Octubre de 1962 en la escuela S:G nº 5 de Baños de la Encina, después se cambiaría a GDA nº 11 SAFA en las escuelas de A.DA.RO cerca de donde vivía con su familia en el cortijo de Cañada de Icosa conocido como Cañicosa, donde estaba mi suegro de vaquero con los dueños de la ganadería Félix Gomez.
A mí me  abrieron la  matrícula  en el colegio de las Hermanas Apostólicas de Cristo crucificado de Baños de la Encina
estuve hasta que hice 6º, luego pasé al grupo mixto de nuestro padre Jesús del Llano donde acabé  7º y 8º   para sacar el graduado escolar , estos dos cursos me los dio Doña Anita Tendero,
que  con la hermana Mercedes fueron las personas que junto con mis padres hicieron que me formara, para luego sacar otro curso más importante el curso de la vida.
Tengo unos recuerdos preciosos de mi paso por la escuela, como dije en otras entradas de mi blogs, 1º y 2º lo di con la hermana Dolores, 3º con la madre Manuela,  4º con la hermana Elisa, 5º  y 6º con la hermana Mercedes, 7º y 8º con Doña Anita, después hice otros cursos complementarios en übeda y por correspondencia en el centro de estudios A.F.H.A.España
Ahora que se va a cumplir 50 años de la apertura del colegio de las monjas como le llamamos cariñosamente, este es uno de mis primeros recuerdos la cartilla de escolaridad, siempre firmada por mi padre que orgullosa mente disfrutaba en aquellos fines de cursos con bandas verdes de seda entregadas a quien sacabas las mejores notas, dependiendo del ancho según la calificación, luego los bailes, el candil, la representación de "LA OVEJA DESCARRIADA" original de una de las madres coofundadoras.
Cuando se inauguro la escuela de las monjas yo tenía algo más de dos años, así pues no fui de las primeras pero no tardando mucho mis padres me inscribieron y aunque no recuerdo bien mis primeros cursos, (1º y 2º) sí que me acuerdo de la hermana Dolores, que me castigó por levantarle el sudario negro enlazado en aquella especie de diadema cuadrada blanca, cuando estaba explicando la lección un día, nos ponía alrededor de la mesa e íbamos leyendo pasando la cartilla una a una, yo esperaba mi turno justo detrás de ella, estábamos aprendiendo a leer, siempre sentí curiosidad si debajo de él tenían pelo o eran calvas, cosas de niñas, entonces tendría unos 5 o 6 años, pero recuerdo perfectamente, que me quedé sin recreo.
También algo confuso la entrega de las medallas de hijas de María la que conservo con mucho cariño, la cinta algo deteriorada por el paso del tiempo,  al igual que la insignia de cruzada
En la que al jurar se hijas de Jesucristo, nos hicieron entrega, en otra ocasión la pondré, conservo esta fotografía de ese día en la que estamos las tres abanderadas, Isabelita Garrido, Josefina y yo.
Los ejercicios espirituales, el día de los negritos, la tómbola de beneficencia donde aportábamos cosas de nuestra casa para la rifa, la catequesis, son tantos recuerdos y sobre todo gracias a Don Juan Muñoz.-Cobo por tener el acierto de traer a las monjitas.
 Este es mi humilde homenaje a quien tanto nos dieron a las niñas de Baños de la Encina las HERMANAS APOSTÓLICAS DE JESUCRISTO CRUCIFICADO.




jueves, 4 de agosto de 2011

50 ANIVERSARIO


 Como poder decir lo que  por vosotras  siento

Alegría al recordaros, cariño

Una infancia llena de felicidad y agradecimiento

Fuisteis  junto a mis padres y abuelos

Las que me enseñaron los primeros conceptos

Amar a DIOS , mis primeras letras escritas

Querer al prójimo, con  tolerancia y respeto

Después  aprendí que esas cosas sencillas

Enseñadas  por ustedes en el convento

Harían de mi,  creo,  que buena hija, esposa

Madre  y ahora abuela de mis nietos

Lo que  se aprende de niña

Queda grabado en el recuerdo

Gracias de corazón, por hacer de esta BAÑUSCA

Una adulta, que  a pesar del tiempo

Sigue siendo aquella niña,  que correteaba 

Jugaba,  con compañeras  en el  convento

Unas letras escritas, para ustedes

Escritas desde el corazón

Traerlas  Don Juan , fue todo un acierto


Un recuerdo especial a la Hermana Dolores

Hermana Elisa, Madre Manuela

Hermana  Mercedes, mis profesoras

Mis compañeras de clase, perdonar si se me olvida alguna, son tantos años
Angustias, Tony, Luisi, Isabelita,Aguedita, Pepi, Agustina, Carmen, Anita, Ana Mari,
Josefina, Antoñita,  Encinita, Angelita, Mari, Manuela, Mª Dolores, Pili,
Conchita, Mariloli, Salvadora,  Puri, Tere,