POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

jueves, 12 de mayo de 2011

EL FANTASMA DE LA SÁBANA BLANCA 2


Bajó arrastrando las cadenas por la calle Mestanza  como de costumbre, siguió camino abajo dirección a la plaza de la iglesia de San Mateo, nuestros corazones latían tan deprisa que parecían que se querían salir,  al pasar junto a  al iglesia se paró y se santiguó , cruzó la plaza sigilosamente y siguió camino del cueto dirección al castillo Burgalimar .
Por aquellos años estaba el castillo muy dejado , estaba en proyecto arreglarlo ya que  le habían concedido la bandera de Europa , eso debía ser muy importante ya  que vendría en representación del Generalísimo Franco el primer ministro, estaban arreglando el castillo para ese día y vendría televisión española para dar en directo una representación de la entrega de las llaves del castillo de los moros a los cristianos, ya que  se habían encontrado una lápida que decía que el castillo se acabó de construir en el año 968 de nuestra era
La puerta del castillo estaba atrancada con un palo y quitando este se podía entrar al interior , ya no había tumbas, al hacer el cementerio nuevo por el camino de Guarromán se habían llevado los restos allí , otros se quemaron .Decían que una vez al enterrar a una mujer la  tierra se abrió  y calló la caja dando tumbos y no pudieron rescatarla pues hubo una catacumba y quedó todo enterrado, pues   decían que el castillo tenía varias galerías,una iba hacia la iglesia de San Mateo, otra a la cueva la mona que tenía la entrada por detrás de la granja de la llaná y otra que quedó sepultada debajo del pantano y que según contaban generación tras generación  acababa en las salas Galiardas, estas las habían hecho los moros por si alguna vez tenían que salir de estampida, recogerían las cosas de más valor y huirían, también decían que en estas galerias habían otras más pequeñas donde tenían enterrados sus tesoros para luego volver a recogerlos una vez terminada la contienda .
Como iba contando nuestro fantasma entró en el castillo cerrando la puerta otra vez con la tranca de palo , quedamos un poco aturdidos de miedo pensando si tendríamos valor de pasar adentro y seguir con nuestra investigación , al final Rafael como siempre decidió por todos 
_“ Hemos venido a descubrir  al fantasma y no nos vamos a echar atrás”
_¡ Vamos, seguidme ¡
Abrimos la puerta justo cuando vimos  al fantasma desaparecer debajo de la tierra
Esperamos unos minutos y fuimos hacia ese lugar, había un  agujero y unas escaleras de palo, como era de noche y no llevábamos ni linternas ni velas aparte el cine estaría  a punto de  acabar decidimos dejarlo para el día siguiente, la cosa estaba caliente, tendríamos que hacer una junta de los siete, para empezar buscaríamos un sitio de reunión, primero propusimos el peñón gordo , pero lo descartamos  ya  que allí se juntaba mucha gente , niños, parejas de novios y otros grupos, así que ideamos que nuestro campamento sería detrás de la granja de la Llaná allí había unas grandes pizarras que formaban una especie de cueva era donde jugábamos las niñas a las casitas y las muñecas, teníamos juguetes, pero como ya éramos mayores decidimos guardarlo todo para empezar con nuestra investigación a nuestro campamento le pusimos “El muro vertical “esa sería nuestra contraseña para las reuniones
 _“ A las 6.30 en el muro vertical”
Al día siguiente muy temprano todos estábamos en el peñón gordo y empezamos a bajar hacia lo que a partir de ese día sería nuestro campamento secreto.
Quedamos a las 6 de la tarde  en los peñones detrás de nuestras casas y desde allí nos encaminamos hacia el castillo, abrimos sin ningún problema la puerta y llegamos hasta donde desapareció el fantasma, empezamos  a bajar por aquellas escaleras de madera y
nos encontramos con una habitación cuadrada sin más ,no había rastro de nada con
nuestras velas y una linterna revisamos las paredes pero no encontramos nada hasta que Tony vio otro agujero en el suelo tapado con una pizarra redonda la apartamos y vimos una especie de galería empezamos a caminar por ella a rastra ya que no medía mas un metro de altura hasta que vimos una luz pequeña  al final, corrimos otra pizarra y nos encontramos en otra especie de cueva pequeña  a la que conocimos inmediatamente estábamos en la cueva que había por debajo del castillo que daba la entrada dirección a los charcones y la carretera de Bailén.
Salimos de ella, así que comprendimos que el fantasma hacía ese recorrido cada noche de lunes a viernes y luego se encaminaba hacia los peñones para volver a su casa por que lo que teníamos claro es que no era un fantasma ya que le vimos  contestarle a una de las vecinas ¿pero quien era?
Por la noche le vimos pasar desde nuestras casas, así lo dijimos uno por uno en nuestro campamento, volveríamos a la cueva  a ver si encontrábamos algo que nos diera  alguna pista y tuvimos suerte ya que aparte de  murciélagos nos encontramos una silla sin asiento y la sábana del fantasma, estaban escondidas en un hueco de la cueva y tapadas con maleza, de ello deducimos que el fantasma era tan alto por que se ponía la silla encima y se tapaba con la sábana que le llegaba  a los pies y esta tenía dos  agujeros que debía de servirle para ver, pero no encontramos las cadenas, decidimos dejarlo todo como lo habíamos encontrado para que  el fantasma no sospechara nada .
Nos encontrábamos en nuestro campamento del muro vertical, cuando de pronto oímos  decir
_ “Buenas tardes”
Era Claudio un profesor que había venido nuevo a Baños este curso y vivía en la calle Mestanza  _¿Qué hacéis aquí?
_¿saben vuestros padres que estáis  aquí ten cerca de las colas?  mirad que eso es peligroso.
_ No , no saben que estamos aquí.
(Contestó JoséManuel, él era el hijo del sargento de la guardia civil)
_Por que si no mi padre no me dejaría venir
_ Venga, marchad para vuestras casas
Nos quedamos mirándonos extrañados
_Vale   contestó Rafael, ya vamos
Algo en nuestro interior nos decía que Claudio se olía  algo, era demasiada casualidad,  el vivía en la calle Mestanza el la casa de Felisica Redondo a la que había alquilado parte de ella, ya que los fines de semana venían su mujer y sus hijos que vivían en Jaén y  que, casualmente su portón daba  a los peñones .
Pedrín fue el primero en decir
_ ¿A que estáis pensando lo mismo que  yo
_  Son demasiadas casualidades
_  ¿ pero, por que lo hará ? ésto tiene que tener una explicación
_¿Y si le dijésemos que sabemos que  él es fantasma?  a lo mejor nos lo dice.