POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

sábado, 14 de mayo de 2011

EL FANTASMA DE LA SÁBANA BLANCA 4


Después casi al mismo tiempo que nosotros, llegó el padre de José Manuel, que era el sargento con otro guardia civil, el primera.
Comprobaron con sus linternas de quién se trataba y que seguía con vida, lo montaron en uno de los coches y se lo llevaron a Linares al hospital de los Marqueses.
A nosotros nos acompañaron  a nuestras casas que estaban al lado del cuartel, al vernos llegar con la pareja nuestros padres se asustaron, pero era nuestro secreto y ahora más que  nunca, mientras no habláramos con Claudio no diríamos nada .
Al día siguiente quedamos en los peñones, aún parecía estar soñando lo de la noche anterior, nuestros padres no nos sacaron ni una palabra, dijimos que era un secreto de Claudio y que no diríamos nada, mientras el no regresara.
Por la tarde fuimos a la cueva para ver si encontrábamos más pistas, pero ni tan siquiera  estaba la silla y la sábana blanca .
Cada día que pasaba mirábamos a ver si había vuelto del hospital pero en su casa no había nadie, su mujer con sus hijos desde esa noche se fueron a Jaén, ella luego volvió estuvo en la casa recogiendo cosas, para quedarse con él en el hospital.
Pasaron casi dos semanas, cuando en la tienda de Luisa la Marias Manuelas sentí decir que acababan de traer a Claudio en un taxi, salí corriendo a casa de Tony para contarle la noticia, a ella y a su hermano Pedrín, después fuimos a casa de Toñi y Rafael,  llamamos a Ani y luego fuimos al cuartel a recoger a José Manuel, volvimos a  pasar por la puerta de la casa de Claudio, pero ésta estaba cerrada, queríamos verlo, que nos dijese lo que sabía y a la vez contarle lo poco que nosotros sabíamos.
Estaba sentado en una mecedora con la cabeza vendada y tomando un café con leche, nos dijo
_Pasad ¿ queréis tomar algo ? dijimos todos con la cabeza que no.
_Bueno supongo que habéis venido a parte, de a preguntar como estoy a otras cosas ¿ no?
_Diréis  que qué hacía yo esa noche allí en la plaza, pues bien esa misma pregunta o hago yo a vosotros _¿ Que hacíais a esas horas persiguiendo al fantasma.
_ ¿ supuestamente deberíais estar en el cine...
_  Y hablando de otras cosas, que explicación les dísteis a la guardia civil y a vuestros padres?
Viendo que nadie contestaba me apresuré a contestar
 _ Dijimos que sólo hablaríamos cuando usted regresara del hospital.
_Bueno y ahora ¿ me vais a contar  lo que sabéis?
Empezó diciendo Rafael.
_ Se nos ocurrió descubrir a fantasma de la sábana blanca como en invierno nos era imposible decidimos dejarlo para las vacaciones de verano y con la excusa de ir a segunda sesión del cine seguirlo y descubrirlo, no hacíamos nada malo.
_Era una aventura de niños,
 Contestó Claudio
_Una aventura peligrosa  y os voy a decir por qué, aparte de ser profesor soy detective, me llamaron para dar clases ya que se quedó una plaza vacante y así no levantaríamos sospechas, mi sorpresa fue descubriros una noche siguiendo al fantasma, no os imagináis lo peligroso que eso es, aparte empecé a expiaros y para mi sorpresa descubrí que sospecháabais de mi
_Esto que me ha pasado a mí os podría haber pasado a vosotros  o incluso peor,  ahora decidme ¿habéis vuelto a ver al fantasma estos días?
_ No (contestamos todos)
La guardia civil vino a verme al hospital, están  al tanto de todo, lo que no saben es que pintáis vosotros en todo esto, les dije que debía ser casualidad que estuvierais esa noche allí.
Empezaré contando que desde hace unos meses viene faltando archivos del Ayuntamiento, algunos muy importantes y algunos pequeños robos en la iglesia de  un cáliz y unas  palmatorias de plata .
Me llamaron para que investigara este asunto y empecé a sospechar del fantasma,
cuando  le vi que se metía después de la ronda nocturna en el castillo, me metí como vosotros, por los calabozos del castillo, allí descubrí por casualidad una galería oculta que daba a otra más estrecha y salía por la cueva que hay debajo del castillo, hasta ahora  todo normal sólo descubrí una silla y una sábana, pero revisando la galería me encontré con un hueco en el que había una caja que contenía documentos desaparecidos del Ayuntamiento entre ellos un mapa antiguo  árabe  y en castellano traducido, en el que señalaba el escondite de un gran tesoro escondido en su huida por los moros. En éL se ven varias galerías subterráneas debajo del castillo y en una de ellas  una cueva en la que pone en castellano ruta del  "TESORO" .
Esta persona disfrazada de  fantasma está al tanto de todo, sabe bastante de todo esto y el medio de conocer el pueblo si es que es de fuera sin ser reconocido era disfrazarse de fantasma, así recorrería las calles y nadie le conocería  a él,  ya que al se forastero todo el mundo indagaría sobre él y no podría llevar a cabo su misteriosa misión, pero debéis de saber que no está solo hay alguien más.     Si no ha vuelto a salir se confirman mis sospechas, aunque en estas fechas es fácil pasar desapercibido en el pueblo al haber tanta gente de fuera que vienen a pasar las vacaciones con sus familiares , hay que estar atentos  ¿os gustaría ser mis ayudantes ? siempre que no se enteren nadie y nadie quiero decir NADIE ni siquiera vuestros padres, hermanos o amigos.
Estábamos  alucinados, nosotros  ayudantes de un detective, pero de un detective de verdad, contestamos  al unísono que
_¡¡¡ SIIIIIIII !!!
_Bien, yo por ahora tengo que dejar el caso un poco apartado hasta que me reponga un poco, menuda fuerza tiene el dichoso fantasma, espero que él no se haya dado cuenta, como yo me dí de que lo seguíais, esto es una baza importante para seguir indagando sobre este personaje, no acercaros  al castillo para  no levantar sospechas y fijaros en todos los forasteros que parezcan raros, si descubrís algo nuevo, cuidado donde lo comentáis y me lo decís inmediatamente, ya sabéis nuestra contraseña.
_A las 6 en el muro vertical.
Nos quedamos boquiabiertos, sabia nuestra contraseña.
_ Yo cogeré mi caza mariposas y allí nos vemos para no levantar sospechas, os pondréis vigilantes uno por la parte de arriba del muro y otro entre las adelfas, si sentís algún movimiento raro pegáis un silbido y de momento la reunión se rompe.
_ vuestra  agenda si no os importa la tendré yo  y ya sabéis, esto es un secreto.
Estábamos impacientes esperando a que Claudio se repusiera para seguir con nuestra misión, nos  pusimos  en alerta,  a todos los “forasteros” que veíamos indagábamos sobre ellos sobre todo si procedían de la parte de los peñones, las canteras o la calle Mestanza.
No adelantábamos nada, hasta que una tarde vimos salir de casa de María la china  al tío canastos, ese era el apodo que le habían dado los vecinos de la calle, empezaré diciendo que era un novio que se había echado esta mujer a sus casi 60 años, era forastero, nadie sabía nada de él, tenía mal carácter y nunca daba las buenas tardes.
 María la China vivía con su madre en la calle Mestánza  y vivían de vender chucherías, ponía una mesa pequeña a la entrada de la casa con un mantel blanco bordado en la cual había pirulís, caramelos, altramuces y alguna cosillas más, su casa estaba en la parte de calle que daba a los peñones, pero enseguida lo descartamos este hombre venía de vez en cuando a visitar a su novia y el fantasma salía casi todos los dias.