POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

sábado, 5 de noviembre de 2011

SUPERSTICIÓN


Baños de la Encina mi pueblo, tiene tradiciones pasadas de padres a hijos, hechos acaecidos en tiempos remotos, donde no hay documentos, sólo la tradición de comentarlo, el abuelo al hijo o al nieto, y así por años y puede que siglos,  luego se han hallado restos arqueológicos de gran valor como el poblado de Peñalosa, Las Migaldías, al excavar en el castillo resto romanos, yo no entiendo mucho de estas cosas, eso se lo dejo a los arqueólogos o a los investigadores que llevan años removiendo nuestra tierra para encontrar la historia de nuestros antepasados Bañuscos, pero en casa tenía una biblioteca hablada en boca de mi abuela .
Mi abuela materna Juana Dolores Muñoz Ruíz era muy supersticiosa, a mí en mi niñez me hacía gracia todos esos presagios que ella solía decir si le acontecía algunos de aquellos catastróficos sucesos, siempre decía va a pasar esto... o no hagas eso por que... y que muchas veces a lo largo de mi vida he visto que tenía razón en aquellas cosas cotidianas que acontecían, cosas sencillas a las que no damos importancia tienen su razón de ser, recuerdo que cuando nació mi hija en Alacalá de Henares (Madrid) lo primero que le colocó mi madre fue una manita pequeña de plata para librarla del mal de ojo, con mi hijo hizo igual sólo que era de hueso y plata, tengo que decir que un día vino una mujer a casa, (decían que echaba el mal de ojo) a pedirme una muestra de pañitos de encaje tenía a mi hijo en el carrito dormido, cuando se fue y fui a cambiarlo tenía la mano partida, no sé si fue casualidad, pero entonces empecé a dudar de si podía ser verdad lo de las supersticiones, sin dudarlo mi madre le puso hasta que le compró otra, una miga de pan entre la ropita por si le volvían a echar el mal de ojo,  cuando mi amiga y vecina Mª Carmen vio la manita colgada a mi hija, me dijo riendo .
_Encarna ¿tu crees en esas cosas?... 
_Bueno, dije
 _Por si acaso
_ Las supersticiones es cosa de gente con poca cultura, me decía. Pero yo que me he criado con mi abuela  y pensaba que eran tonterías,  alguna que otra vez  vez tengo que reconocer tenia razón.
La verdad es que en Madrid se la quitaba pero cuando bajaba a Baños nunca se me olvidaba ponérsela, puede que por que en mi casa con aquellas supersticiones de mi abuela eso estaba a la orden del día.
Y bueno os voy a dejar unas cuantas de ellas de las que me acuerdo y con el significado que tenía y algunos remedios para que no se cumplieran aquellos malos presagios, según mi abuela.

Derramar la sal :  Trae mala suerte, esto se soluciona si cogemos un puñado de la sal derramada y la tiramos hacia atrás por el hombro izquierdo. 
Derramar aceite: Estrechez económica, se echa un cubo de agua fuera de casa, a la calle
  Abrir un paraguas dentro de la casa: Trae mala suerte.
Cruzarte con un gato negro: También dicen que trae mala suerte, se cruzan los dedos al pasar junto a él. 
Romper un vaso: Siete días de desgracias, tiras siete vasos de agua al fregadero. 
 Ponerse la ropa al revés: Trae buena suerte ese día, solo si te la pones sin darte cuenta, o te van a regalar algo en los próximos días .
Levantarte con el pié izquierdo: Procurar al echar los pies al suelo cuando te levantas poner siempre el pie derecho, para tener buen día o si vas a entrar a una entrevista de trabajo (En aquel tiempo a la aceituna o trabajo de campo) entrar con el pie derecho.
  Pasar por debajo de una escalera : Trae mala suerte, yo por si acaso siempre doy la vuelta  y echo una sonrisa al acordarme se esas cosas que decía mi abuela.
                                                                                                                                             
Encender mariposas la noche de todos los santos: Siempre lo hacían mi abuela y mi madre para ayudar a las ánimas a encontrar la paz, yo enciendo velas esa noche por cada uno de mis seres queridos.

Roper un espejo: Mala suerte durante 5 o 6 años, para que esto no pase se tiran los trozos a un río o pozo.

Saber el sexo de tu hijo:Siempre la embarazada alguna vez se cae, si se cae de culo será un niño, si se cae de panza será una niña, a mí me funcionó las dos veces que me quedé embarazada, me caí con mi hijo de culo en la casa que estaba de alquiler en la calle Canteras en Baños y en plena calle de panza en Daganzo, cuando lo estaba de mi hija, no sabía que iba a tener y cuando me estaban levantando del suelo una pareja que pasaba yo me reía para mis adentros (Voy a tener una niña) recordando aquellas supersticiones de mi abuela.Y se cumplió 
El número 13: Siempre se ha dicho que trae mala suerte, sobre todo si se juntan trece personas en una mesa a comer, dicen que una de ellas fallecerá, solución poner un plato más a la mesa, o aquel otro refrán :En trece y martes ni te cases ni te embarques.
Ver a un manco: Trae mala suerte y para saber los días que durará, cuenta los botones de la camisa que  lleva, claro que si lo tocas esa mala suerte desaparecerá. 
Afilador: Recuerdo que cuando venía a Baños el afilador decía ya viene a llevarse a alguien o sea que alguien moriría en las próximas horas.
Picor de orejas: Es que alguien estaba hablando mal de ti .
Caerse el pan: Si alguna vez se caía el pan al suelo lo besaba y le hacía tres cruces, o si al ponerlo en la mesa se ponía al revés ella siempre le daba la vuelta, pues traía mala suerte o pasaría problemas de dinero
.Las navajas: Cuando alguien pedía :pásame la navaja para cortar el pan siempre se cerraba o se daba al revés, para no tener problemas con la persona que te la pedía .
Cascarón de huevo: Se lo ponía  a las macetas boca  abajo para que no le echaran el mal de ojo y se secaran, sobre todo en Semana Santa que al paso de las procesiones se abrían las puertas de los portales y estos se engalanaban con las mejores galas, entre ellas las macetas más bonitas que tenían.
Tijeras abiertas: Nunca deben dejarse abiertas, trae mala suerte y  puede que se muera alguien.
Aullido de un perro: Presagia la muerte cerca de donde aulla.
Malena Arjona me dice esta otra.

Ponerle una hebra o algodón en al frente  a un bebe:
Es para que se le quite el hipo. Por cierto me acordé de una frase que decía mi madre, cuando se tenia hipo: 
_Hipo tengo a mi amor se lo vendo si me quiere bien que se quede con él, si me quiere mal, me lo traiga pacá.
 

Estas eran o son las  supersticiones que me acuerdo, si me recuerdo de algún más ya la pondré
Buen fin de semana