POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

miércoles, 5 de diciembre de 2012

RECETA DE NÍSCALOS


Baños de la Encina (Jaén)



Es una de las setas más populares y comunes en toda España, en los años que vivimos en Daganzo de Arriba (MADRID)por esta época íbamos a Guadalajara concretamente a Cogolludo allí hay unos enormes pinares.
En Baños  de la Encina mi pueblo, aparte de nuestra dehesa autóctona donde tenemos, tomillo, hinojo,  romero, madroños, encinas, etc... Tenemos pinos donde se crían este manjar de setas.
Me comentaba Manolete vecino de Baños y gran conocedor de la sierra Bañusca, que en un día habían cogido sus hijos tres cajas, le pregunté el precio y me dijo que los primeros se pagan a 12,00 €, pero que estos últimos se los pagaron a 4,00 €.
El níscalo Mide de 5 a 15 cm de diámetro. Su color es naranja, con zonas rojizas. A veces se mancha de verde, sobre todo si se han producido heridas.
Se suele utilizar en muchos guisos :
PROPIEDADES DEL NÍSCALO
Su carne es suculenta.
Se utiliza sólo el sombrero.
Cocinar a la parrilla (a la brasa) o prepararla íntegra en la sartén con perejil.
La carne, de consistencias poco fibrosa, se resquebraja fácilmente durante la cocción, sobre todo si es prolongada, tendiendo a convertirse en una pasta poco apetecible.
Tiene un sabor suavemente amargo.
También se conserva en sal para utilizarlo fuera de temporada en la elaboración de los típicos guisos de carne con setas.
Igualmente se conserva a la vinagreta y se utiliza como entrante o para acompañar un entremés.
Suele guisarse con aceite de oliva, cebolla, ajo, vino blanco, harina y sal.
Magnífico complemento de los guisos de carne.
Excelente en guisos de caza (perdiz, conejo o liebre).
Muy bueno en guiso con patatas y chorizo.
Precios elevados debido a los costes de recolección y localización.
Recolección:
Aparecen fundamentalmente en otoño.
Se encuentra bajo pinos, en los pinares.
Es bastante abundante en años lluviosos.
El níscalo es una seta muy fácil de identificar.

                  INGREDIENTES
*Níscalos
* Aceite de oliva de mi Baños Milenario
* Sal.
* El zumo de dos naranjas
* Ajo
* Perejil
* Harina
* Vino blanco
* Jamón a taquitos
* Pimienta molida
* Una guindilla (opcional)
*Huevo por persona






                                                                                                                                                                                   Se lavan los níscaros y se trocean, dejamos escurrir.
En una cazuela o sartén ponemos un chorreón generoso de aceite de oliva, pelamos cinco o seis ajos y cortamos a láminas, los echamos al aceite y doramos a fuego lento, incorporamos los níscaros,  los hacemos  junto con medio vaso de vino blanco y uno de agua, cuando se evapora este, añadimos el zumo de dos naranjas y una cucharada  sopera de harina que previamente hemos disuelto  con el zumo, perejil picado, una pizca de pimienta molida y una guindilla, cuando se quede una salsilla (no tarda más de diez minutos) añadimos los tacos de jamón justo un momento antes de apartarlos, ya que si no, estos se endurecen demasiado y rectificamos de sal, todo esto se hace a fuego lento y moviendo con una cuchara de palo para que no se pegue.
Aparte freímos un huevo o dos por persona (eso depende de cada uno) en abundante aceite, ponemos individualmente en los platos y rodeamos el huevo con los níscaros cocinados.
Ya quedan pocos, debido al frío que hace, pero hemos tenido abundante lluvia este otoño y pueden que queden aún, este puente de la Constitución y la Inmaculada , cesta en mano podemos dar un paseo si el tiempo acompaña y preparamos este sencillo plato.
Feliz puente. 



3 comentarios:


  1. SHEYLA...UN PASEO POR EL CAMPO

    Hoy Domingo la abuelita Encarna se había levantado muy temprano para hacer la comida, quería aprovechar que su nieta Sheyla estaba este fin de semana con ella y quería terminar pronto los quehaceres de la casa para poder dar un paseo por los pinos, a Sheyla le vendría bien respirar el aire puro de la sierra, ya que durante toda la semana vive en la Ciudad.
    Cuando Sheyla se despertó y cuando la abuelita le dijo que irían al campo a pasear se puso muy contenta
    S – Que bien abuelita me llevaras al campo ?.
    A – Si cariño, levántate que te voy a poner muy guapa.
    A la niña le hizo tanta ilusión los planes que tenia su abuelita para ese día, al contrario que otros días, no le costó levantarse de la cama, se calzó las zapatillas y cogió la mano de la abuela
    S – Vamos abuelita.
    A -- No corras tanto, que antes tenemos que desayunar.
    Las dos se dirigieron a la cocina, Sheyla corrió a sentarse a la mesa, mientras la abuela le calentaba el chocolate, cuando llegó a la mesa puso la bandeja sobre ella, entonces se dio cuenta que junto al chocolate le traía una rosca de churros, al verlos exclamó toda contenta.
    S – Que bien abuelita, hoy tenemos churros.
    A – Los ha traído el abuelo, porque sabe lo mucho que te gustan.
    Las dos se sentaron a desayunar Sheyla termino tan rápido que a Encarna le sorprendió, ya que otras veces tenia que contarle algo de cuando ella era pequeña y vivía con la abuelita Antonia, para que se terminara el desayuno.
    Cuando terminaron de arreglarse se había hecho muy tarde, así que Encarna viendo que el paseo iba a ser muy corto decidió posponerlo para después de comer.
    Comieron temprano para poder aprovechar la buena tarde que hacia, una vez terminada la comida la abuela le puso el abrigo a Sheyla y se dirigieron a la puerta, a la salida la abuela cogió una cestita que había comprado en el Rastrillo, la niña al verla le pregunto extrañada.
    S – Abuelita para que es la cestita ?.
    A – Es para si encontramos Níscalos o algunas flores.
    Sheyla toda emocionada no paraba de ir de un lado para otro impaciente de salir, cogió la cestita y se la colgó en el brazo, entonces reparo que el abrigo que llevaba puesto era de color rojo, y se acordó del cuento de Caperucita que su abuelita le había contado tantas veces
    S – Abuelita, a que no sabes a quien me parezco ?.
    A-- No se cariño, ¿ a quien?.
    S – A la caperucita Roja, porque llevo el abrigo rojo y la cestita, como cuando iba por el bosque a llevarle tortas y miel a su abuela.
    Quizás acordándose del Lobo y con cara de preocupación pregunto a su abuela.
    S – Abuelita, nosotras no nos encontraremos con algún lobo verdad?, porque como voy contigo no se atreverá a salir.
    A – No cariño, al lobo no nos lo encontraremos porque vas conmigo, Caperucita desobedeció a sus papas y cuando la vio sola quería llevársela, por eso tú no debes irte sola a ningún sitio.
    Las dos iban de la mano, Sheyla llevaba la cestita en la otra mano balanceándola de un lado para otro.

    ResponderEliminar
  2. Encarna quizás sacando la niña que todas llevamos dentro se acordó de las canciones que cantaba cuando ella iba de excursión con las niñas de la escuela, animada y evocando aquellos tiempos empezó a cantar.
    A – Ahora que vamos despacio, ahora que vamos despacio, vamos a contar mentiras tralara, vamos a contar mentiras....
    La niña al oír como la abuelita se entonaba, (! Y de que manera !), se planto delante de ella diciéndole.
    S -- Abuelita esa canción no me la has cantado nunca, yo la quiero aprender.
    Entre risas y cánticos habían llegado al Pilarejo, allí se sentaron a descansar, Sheyla correteaba de un lado para otro, no paraba, cogió algo del suelo y venia gritando.
    S -- Mira abuelita lo que he encontrado, ¿ que es ?.
    Había encontrado unas piñas ya abiertas.
    A – Vamos a buscar más y las pondremos en el Portal de Belén y también buscaremos piedras y musgo.
    Así transcurrió la tarde, de vuelta para casa le pidió a Encarna que cantara la canción, ella iba repitiendo cada palabra que cantaba la abuela.
    Llegaron a casa, Encarna fue a la cocina a prepararle la merienda, cuando volvió, Sheyla se había quedado dormida.
    No encontraron Níscalos, pero a Encarna no le importó, ya los compraría para hacer su Receta de Níscalos Besitos

    ResponderEliminar
  3. Ahora que ya es de noche, me he dado una vuelta por mi blogs_vuestro blogs y después de pasar el fin de semana con mi nieta, que bonito comentario Chachanica, he disfrutado como nunca con ella, hemos, cantado, dibujado con témpera (un deastre) y hasta le he contado (que casualidad) mientras desayunaba su colacao con churros, el cuanto de "Caperucita Sheila" por que así se llama la protagonista de mi cuento, al igual que la verdadera Caperucita, esta también tiene una abuelita "Encarna" que vive en el bosque llamado "Sendero del broce" y quien mata al lobo malo es su abuelito con la escopeta que venía de cazar y se encontró al lobo corriendo detras de Sheila.
    Ella me miraba embobada y feliz por que ella era la protagonista de este cuento.
    Gracias, muchas gracias Chachanica ¿sabes? disfruto más cuando leo tus comentarios que leyendo mis propias entradas.Un abrazo muy fuerte, me gustaría que conocieras a la protagonista de mis sueños, es una princesa preciosa, al menos para su abuela.



    ResponderEliminar

Gracias por tener un ratito de vuestro tiempo para mi blogs, en breve pondré vuestros comentarios.