POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

lunes, 13 de agosto de 2012

LA CUEVA DEL COTANILLO 7



_Es un caso muy delicado, estamos en 1969 han pasado treinta años desde que acabó la guerra, pero no sabemos que podemos hacer (Dijo Rafael)
_Él se encuentra mal y puede morir, ha tenido unas calenturas muy altas( dijo Mariloli ) yo le he traído pastillas de calmante vitaminado pero tiene mucha tos, está casi esquelético, lo tiene que ver un médico
Decidimos jugárnoslas todas, se lo diríamos al padre de José Manuel, sargento de la guardia civil del cuartel de Baños y nos podría ayudar, eso sí, sin decirle nada a Manuel, él nunca consentiría que dijéramos que se encontraba vivo ya que hacía muchos años lo habían dado por muerto y tenía pánico a salir de la cueva, por lo que le pudiera pasar
 Decidimos juntarnos los ocho  en una reunión urgente, Tony, Rafael, José Manuel, Aní, Pedrín, Mariloli, Toñi y yo, habían pasado muchos años no le podía pasar nada, eran otros tiempos, aquella guerra civil donde tanta gente murió injustamente debía de ser para todos los españoles no importaban de que ideología fueran un duro escarmiento donde nunca mas debían pelear hermanos contra hermanos, vecinos contra vecinos el pueblo español contra él mismo.
El padre de José Manuel estaba en su despacho en el cuartel, levantó la vista al vernos entrar a todos.
A ver qué queréis (dijo).
-Papá tenemos que hablar contigo, es un secreto muy importante
 (dijo José Manuel)
-Vamos a ver ¿no estaréis metidos en otro problema como el año pasado?
-No papá, tranquilo no pasa nada, pero es un caso delicado, de vida o muerte.
Su padre se levantó del sillón con cara de preocupación, a ver ¿qué mosca os ha picado esta vez?(dijo).
_Sé que te vamos a poner en un aprieto pero el asunto lo requiere.
José Manuel empezó el relato...
Su padre una vez escuchada toda la historia se quedó sorprendido, treinta años escondidos eran muchos años y sin que nadie supiera nada, se imaginó lo que habría pasado esa madre, Manuel, solo los dos sabían el secreto y ahora por una aventura de niños todo se venía abajo, pero había que hacer algo, su  vida prendía de un hilo.
Llamo al cabo y al primera  a su despacho habló con ellos, aparte de su responsabilidad debían dar cuenta  a su superiores de Jaén, a la autoridad del pueblo, pero tomaron una decisión  muy importante para Manuel, este "secreto" quedaría en el pueblo en conocimiento de muy pocas personas, en teoría Manuel se fue exiliado de Baños y volvió hacia unos meses, lo más importante es que lo viera un medico llamaron a Don Paco el titular del pueblo a Don Julio el practicante y  nos encaminamos a la cueva  estábamos todos muy nerviosos .
Llegamos juntos  alguien dio la voz de alarma y al poco tiempo el cotanillo se lleno de gente curiosa, no sabían que pasaba allí en aquella cueva  y por que tenía que ir cuatro o cinco civiles, el médico y el practicante.
Manuel estaba semi inconsciente en el catre, la fiebre le había bajado un poco, cuando vio entrar a los civiles se puso nervioso pero cuando el sargento le empezó hablar tranquilamente y decir que no le iba a pasar nada, se quedó tranquilo, más que nada por que nos vio a nosotros.
 Don Paco lo estuvo auscultando y Don Julio le puso una inyección, solo pregunto ¿que me vais a hacer? 
_Nada ponerte una penicilina para bajarte la calentura.
_ Ahora te vamos a llevar al cuartel, dijo el sargento, pero no detenido, eres un ciudadano libre, eso sí, no te puedes escapar, si no, no te podemos ayudar, te doy mi palabra de honor, es más te juro por mis hijos que no te vamos a delatar, creo que has pagado con creces si es que has hecho algo con este encierro de treinta años. Es hora de que disfrutes de tus amigos, de tus paisanos, de tu pueblo, he hablado con el alcalde, el juez de paz, todos estamos de acuerdo, no te pasara nada, puedes recoger tus cosas volver a tu casa una vez que hayamos arreglado tus papeles, piensa que fuiste dado por muerto, como tu caso hay muchos en España, sin ir más lejos el de Bailenero “Miguelico el perdiz” él también ha estado muchos años escondido entre la sierra de Baños y de Andújar y ahora disfruta de su libertad .

Han pasado unos días, Manuel  ya está mejor sale poco a la calle y cuando lo hace sale con gafas de sol, aun no se acostumbra a la claridad, su casa estaba tal cual él la recordaba su madre siempre la mantuvo esperando su regreso, era su único hijo y vivió por él y para él.
Vamos a verlo todos los días,  ha vuelto a ver a sus primos, los que quedan en Baños, porque casi todos emigraron.
Con el dinero que su madre tenía oculto en un cajón de doble fondo y que él estaba al tanto de su existencia, se ha comprado ropa nueva de las tiendas de Paco Valle y Juanito Garrido, nosotras fuimos con él, está pensando en comprarse una televisión, para ver las corridas que televisan, con mi abuelo Esteban habló los otros días, coinciden en muchas cosas, sobre todo en lo que se refiere a los toros.
Manuel es ahora felíz cada día descubre cosas nuevas y por terminar esta historia con un final felíz… 
Los otros días lo vimos hablando muy animadamente en la puerta de su casa con una mujer, luego nos contó que era la hermana de la que fue su novia y que siempre estuvo enamorada  en secreto de él, está soltera y ya estamos ideando un plan para ir de boda.


Prologo.
Esta historia es una de esas historias que en realidad paso en muchos sitios en la guerra civil Española, donde por una ideología se llego a ella, nunca deberían existir las guerras y menos las luchas entre hermanos, vecinos, paisanos, padres que nunca más volvieron a ver a sus hijos…
En mi familia hubo una muerte donde nunca se recupero el cuerpo, quedaría como cientos de miles en una cuneta o en una fosa común  y un exilio de treinta y tres años en Francia, ahora reposan sus restos en el cementerio de Baños como era su deseo, yo viví siendo muy niña ese dolor de madre en mi bisabuela Ana María, eran sus hijos y puede que me marcara y haya hecho que esta historia sea un reflejo de ese dolor que ella se llevo a la tumba.
Que nunca más se repita esta historia.