POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

viernes, 31 de octubre de 2014

DULCE DE CUCHARA

Cómo se agolpan los recuerdos a medida que nos hacemos mayores, son cosas que quedaron olvidadas en una parte de nuestro subconsciente y que por una palabra,  olor u hecho despiertan de nuestra olvidadiza memoria para recordar con cariño aquellos momentos de nuestra mas tierna infancia. 
Hace poco escuché la palabra papajotes, me picó la curiosidad al ver que era un dulce típico de Jaén, mi en Internet y resulta que es la misma receta de aquellos dulces que se hacían en casa, con ingredientes escasos y que tan ricos sabían, dicen que son originarios de Quesada (Jaén) y llames papajotes, buñelos de viento o dulce de cuchara, viene  a resultar lo mismo, al igual que en Baños le decimos cucharro al pan con aceite de oliva, tomate estrujao y acompañado de bacalao, sardina arenque, queso, aceitunas bañuscas, habas verdes, pepino o lo que sea, en otros lugares le dicen Canto, hoyo, etc...
La de veces que le hacia a mi abuela hacerme el dulce de cuchara, este nombre era por que la medida era una cuchara sopera,  de aquellas de alpaca gallo que para que relucieran se lavaban con arena amarilla que se recogía en las eras de casa y se restregaba con un estropajo de esparto, ese era al detergente que se usaba para las cucharas y las  sartenes y éstas relucían de limpias, aparte del jabón casero que se hacia con aceite de oliva usado.
Y ahora paso a poneros los ingredientes, seguro que tenéis en casa y si tenéis invitados a tomar café le sorprendéis con un dulce recién hecho.

INGREDIENTES

UN VASO DE LECHE
UN VASO DE HARINA
 UN HUEVO
SAL
MEDIA CUCHARADITA DE BICARBONATO
CANELA MOLIDA
AZÚCAR
ACEITE DE OLIVA PARA FREÍR

Se calienta un poco la leche en el microhondas, solo 30  segundos a media potencia, se le añade un huevo, una pizca de sal, se bate con un tenedor y se va mezclando con la harina que previamente hemos mezclado  con una cucharadita de las de café de bicarbonato.
Se pone aceite a calentar y cuando humee, se van echando cucharadas de esta masa


Se sacan y se ponen a escurrir en un plato con papel de cocina para que éste absorba el aceite restante.
Miéntras, hemos mezclado canela y azúcar en un bol, se rebozan en ésta mezcla, aún calientes, a quien no le guste el sabor de la canela, se puede rebozar con azúcar glas y si no se tiene en casa es fácil de hacerla con azúcar normal, se bate con el brazo de la batidora y ya tenemos azúcar glas, se sirven con café o taza de chocolate.

Les deseo a todos los Bañuscos que pasen unos buenos días  de todos los Santos, el pueblo ha quedado casi vacío, la sierra Bañusca esta llena de gente en chozos, casas, cortijos, naves, cualquier sitio es bueno para evadirse por unos días de lo cotidiano, es normal que es estos días se hagan migas, gachas santeras, arroz con pajarillos o conejo, carne de monte, cocina tradicional Bañusca... 
Y un recuerdo especial para nuestros seres queridos que ya no están entre nosotros. 

sábado, 18 de octubre de 2014

MADRID

Madrid gallardo, acogedor
Madrid solidario, altanero

Madriles de alma mía
No sabes cuanto te quiero

Me diste acogida en tu tierra

Nadie se siente forastero

Ya sabéis el  dicho ese

¡De Madrid al cielo!

Que tengo tu recuerdo

Cierro los ojos y te anhelo

Mi corazón quedó partío

Entre tu y mi querido pueblo




lunes, 6 de octubre de 2014

CANELONES

,


Pues sí, disfruto y mucho, cuando con el delantal puesto me meto en la cocina para preparar la comida para mi familia, casi más que cuando pongo la mesa viendo el resultado de a veces horas y que una vez servido desaparece en un santiamén, cuando sale buena nadie dice nada...
Pero ¡¡¡AY!!! si no sale como esperaba, todo son defectos, que si le falta sal, que si esta poco hecha, que sale aceite por los bordes y que como se nota que soy de la tierra del aceite.
En fin, un sin fin de palabrarías que ni decir que me entra por un oído y me sale por otro, sobre todo cuando con tanta ilusión preparo ricos platos laboriosos, con lo fácil que es poner un puchero y que se valla haciendo mientras hago las faenas de la casa.
Éste plato lo comí hace ya muchos años, tantos que ni me acuerdo, vino a casa de mis padres y abuelos ya que vivíamos todos juntos, un hermano de mi abuela Juana, Manuel, el más pequeño de todos, y al que ella con tan solo trece años se encargo de criarlo cuándo se quedaron sin madre los cinco hermanos y él  con tan solo ocho meses.
Su  señora Juana Camafort, era guapísima, bueno y él no se quedaba atrás, ya que decían que era unos de los hombres más guapos de Baños, alto, rubio de ojos azules, como todos los hermanos, tenian apariencia nórdica, más que Andaluces, lo mismo descendían de cuando llegaron los Colonos a la Provincia de Jaén a colonizar las nuevas poblaciones, ese dato no lo sé, lo que sí puedo contar que una de sus nietas en el año 1989, fue Mis Cataluña y representò a dicha región en el certamen de Mis España y que orgullosa enseñaba mi madre las fotos de la hija de su prima Manola Muñoz Camafort, Eva Garcia Muñoz....
Chacha Juana , Clara la hija pequeña y chacho Manuel.

Bueno se me ha ido el santo al cielo contando cosas de mi familia, como iba diciendo éste plato lo hizo la Chacha Juana y me encantó, tànto es así, que ántes de casarme, es digamos, unos de los platos que llevaba aprendidos, junto con las croquetas de pollo que me enseñó Teresa la Patrona nuestra vecina de la calle Mestanza.
Y ahora paso a poneros la receta de los canelones.
                                                    INGREDIENTES
* PASTA DE CANELONES
* MEDIO KILO DE CARNE DE POLLO O
 PAVO PICADA
* SAL
* UNA LATA DE 150 GRAMOS DE PATÉ
* QUESO RALLADO
* AJOS
* PEREJIL
* UN CHORREÓN DE VINO BLANCO
* TRES CUCHARADAS DE TOMATE FRITO
*  PIMIENTA NEGRA MOLIDA Y SAL
* ACEITE DE OLIVA

                       PARA LA BECHAMEL

* LECHE DESNATADA
* HARINA
* SAL
* NUEZ MOSCADA
* ACEITE


 Se pone media hora en agua caliente las placas de canelones precocidos, mientras preparamos el relleno y la bechamel.
En una sartén ponemos aceite de oliva, como tres cucharadas soperas, echamos la carne picada y sofreímos.
En un mortero ponemos  tres dientes de ajos, machacados con  perejil, limpiamos el mortero con un chorrón generoso de vino y lo  incorporamos al sofrito, junto con un poquito de pimienta molida, dejamos que se evapore el vino, entonces apartamos y echamos la lata de paté y tres cucharadas de tomate frito, removiendo todo muy bien.

Para la preparación de la bechamel, necesitamos un litro de leche desnatada, sal, nuez moscada, harina.
Ponemos tres cuartos de leche en una sartén, en la que previamente hemos puesto dos cucharadas soperas de aceite de oliva a desahumar, sal y nuez moscada, apartamos un cuarto de leche y deshacemos en él, la harina, cuatro cucharadas soperas bien colmadas, para que no formen grumos, cuando la leche rompa a hervir, incorporamos bajamos el fuego al calor uno y no dejamos de remover para que se mantenga caliente y no se pegue.
Una vez que las placas están blanditas, se sacan y se ponen a escurrir en un paño de cocina, rellenamos con el sofrito y los vamos poniendo bien enrollados sobre una bandeja en la que habremos puesto como dos cucharones de bechamel extendidos en el fondo.
Una vez  que hemos envuelto todas las placas se echa por encima el resto de la bechamel y espolvoreamos con queso rallado.
Mientras hemos ido rellenando las placas de canelones,  se pone a calentar el horno arriba y abajo, a 180 grados así ahorramos tiempo, se meten a gratinar y listo.
Buen provecho