POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

lunes, 21 de julio de 2014

PATATAS EN ADOBILLO



Era mi plato favorito, tengo que reconocer que en cuestión de comida fui una mal criada, ésto de crecer con tus abuelos y padres y siendo hija única, hasta que nació mi hermana a los ocho años, te hace serlo.
Recuerdo que que las vecinas cuando iban a conocerla, me decían 
- Ya te han quitao la cuchara.
Y es que es un dicho Bañusco que se dice cuando nace un niño en casa, la cuchara pequeña que hasta ahora usaban los benjamines, pasaba al recién nacido cuando empieza a comer papillas...
 Cuando la comida que había no me gustaba le decía a mi abuela.
_Anda abuela, hazme unas patatas en adobillo o migas.
Y ella las hacia solo para mi, sobretodo cuando el plato del día era cocido, lo odiaba y mira por donde ahora disfruto cuando lo pongo, los gustos se  van cambiando con la edad y lo que no te gustaba de pequeña cuando te haces mayor le sacas unos sabores exquisitos .
Ahora aunque me siguen gustando ya no le saco aquel sabor especial que mi abuela le daba y es que ella era maravillosa en la cocina, con muy poquita cosa hacia unos platos para chuparse los dedos.
_ ¡Ay! las abuelas y es que mi madre lo hizo y lo hace con mis hijos y ahora yo con mi nieta.
Si reconozco y afirmo que las abuelas estamos para malcríar a los nietos.

     RECETA DE PATATAS EN ADOBILLO
                  INGREDIENTES
kilo y medio de patatas
Sal
Pimentón dulce
Harina
Dos huevos
Orégano
Cominos
Agua
Ajos ( tres o cuatro)
Aceite de Baños de la Encina, mi pueblo

Se pelan las patatas y se parten a rodajas de medio centímetro, se fríen al pelotón  (Patatas a lo pobre).
Cuando estén, se apartan y se escurre de aceite en en un escurridor, luego las ponemos en una sartén o cazuela con agua hasta que las cubran.
Mientras se fríen hacemos un sofrito con los ajos enteros pelados, se sacan y se ponen en el mortero junto con los cominos, se machacan.
En el aceite freímos dos huevos, se sacan y se machacan junto a los ajos y cominos, se echan  a las patatas limpiando el mortero con un chorreón de vino blanco, se le añade una cucharadita de las de café de pimentón, otra de orégano, en un vaso de los de agua se disuelve una cucharada sopera de harina, incorporamos a las patatas y dejamos cocer unos diez minutos .
Están para chuparse los dedos.
Que os aproveche.