POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

sábado, 24 de enero de 2015

MI NIETA



Quisiera poder regalarte un caballito con alas
Bajarte de cielo una estrella solo para ti
Que fueras la protagonista de miles de cuentos
Esos que te cuento cuando vas a dormir
Mi niña cuanto te quiero, tanto, tanto...
Y tu, con tus sonrisas me haces feliz

Llegaste a la vida un día frío de Enero
Que carita tenias? no te sabría decir
Te soñaba tantas veces, como serias
Tendrá los ojos verdes, se parecerá a mi?
O ese lunar de su padre, el pelo negro?
Lo tendrá rizado, rubio querubín?

Mereció la pena conocerte, mi niña
Mi princesa, un sueño cumplido al fin
Cuando te abrazo, te acaricio
Me das besitos, me haces reír
Sacas de mi esa niña que llevo dentro
Somos complices, mi lucero chiquitín

Sueña con miles de sueños bonitos
Que con tus sonrisas los vas a conseguir
Por que eres toda ternura, graciosa
Con poca edad, tanto has tenido que vivir!
Papa  y mama te adoran, te quieren
Y yo tu abuela, que te voy a decir?

FELIZ CUMPLEAÑOS




viernes, 16 de enero de 2015

EL TREN DE LA VIDA



Nuestra vida empieza cuando vemos una lucecita a lo lejos.
En ella se divisa un tren
Nos subimos miramos alrededor.
Conocemos a gente que oíamos hablar.
La empezamos a querer y ...
Comienza a andar  parándose en muchas estaciones
Donde suben nuevas personas y...
Otras se bajan para siempre.
Hay estaciones preciosas donde todo es color.
Otras en cambio son tristes, están vacías.
Nuestro vagón  sigue andando por varias vías.
Algunas veces se para y pareciera estar roto.
Lo recomponen y sigue andando.
Es triste cuando en alguna estación se baja alguien a quien amamos.
Nos despedimos de esa persona con un hasta siempre.
Sabemos que un día nuestro tren se parará.
Y seguro que sera en esa misma estación.
Nuestro tren sigue sin parar, continua su trayectoria.
Vemos que personitas se suben  y nada mas verlas...
Sabemos que las vamos a amar siempre.
Crecerán a nuestro lado, nos darán alegrías y tristezas .
Y cuando menos lo esperamos se bajarán en cualquier estación.
Seguiremos nuestro viaje y cuidaremos a quien un día nos cuidó.
Seremos su apoyo, su mayor ilusión.
Cuando se bajen en cualquier estación sin avisar.
Ya nada sera igual, ese viaje será aveces desolado.
Esperaremos con tristeza que llegue el día.
En que lleguemos a esa misma estación.
Bajaremos y veremos como nuestro tren se marcha sin nosotros.
Entonces... Nuestro viaje habrá terminado.





.