POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

jueves, 24 de marzo de 2016

PANECILLOS EN SALSA



¿ Porque hay que esperar un año para comer potaje de Semana Santa?
Siempre decía mi abuelo esta frase hecha pregunta.
_ Hay muchos viernes y muchos días para hacer potaje.
Pero mi abuela  Juana solo lo hacía todos los Viernes de guardar después de Miércoles de ceniza y Viernes de Dolores, eso sí los panecillos los hacía de vez en cuándo, fritos, con tomate que freía a fuego lentamente de los botes de cristal  en conserva o en salsa, a mí de cualquier forma me gustaban y me siguen gustando,
 así que de vez en cuando los hago.
Los días previos a la Semana Santa estabas y estoy metida en la cocina preparando los dulces típicos de ésta fecha, magdalenas, tortas, flores, pestiños, rosquillas de anís y el típico hornazo para Domingo de Resurrección.


Pero también se prepara comida sobretodo para Viernes Santo donde desde muy temprano se está en la calle de procesiones y no hay tiempo de meterse en la cocina, el jueves se hace la comida para el Viernes,  de entrantes, huevos rellenos, o ensaladilla rusa, y la estrella de éstos días el bacalao, bien con tomate o en adobo, se fríe mientras se pone la mesa y está riquísimo, el arroz con leche, los huevos moles, es unos de los postres típicos de éstos días, amén de los clásicos dulces antes dichos.
Era normal y sigue siendo, entre los costaleros llevar debajo de  las andas todas éstas dulzainas para coger fuerza y el botijo de agua a mano, que siempre llevaba cerca algún chiquillo.

RECETA DE PANECILLOS EN SALSA

PANECILLOS

* CINCO HUEVOS
* UN VASO DE LECHE
* DOS DIENTES DE AJO
* PEREJIL
*SAL
* PAN RALLADO


PARA LA SALSA 

* UNA CEBOLLA
* DOS TOMATES MADUROS,(o tres cucharadas soperas de tomate frito)
* UNA CUCHARILLA DE LAS DE CAFÉ DE PIMENTÓN DULCE
*DOS DIENTES DE AJO
*MEDIO VASO DE VINO BLANCO
*AGUA TRES VASOS
*SAL
*UNA CUCHARADA SOPERA DE HARINA

PARA FREÍR, ACEITE DE BAÑOS DE LA ENCINA  

 Se baten los huevos con la sal, se añade medio vaso de leche.
En un mortero ponemos dos ajos junto con el perejil, se machacan , se añade a los huevos y con el otro medio vaso de leche se limpia el mortero incorporando a los huevos.
Ponemos tres cucharadas soperas de pan rallado, se bate  y ya tenemos la masa para los panecillos, dejamos reposar y empezamos con la salsa.
Se ralla una cebolla, los dos tomates  y se fríe a fuego lento, cuando esté hecho, se le machaca dos ajos y el mortero se limpia con medio vaso de vino blanco, ponemos el pimentón y movemos bien junto al sofrito, añadimos tres vasos de agua, dejamos cocer al menos veinte minutos, en medio vaso de agua se disuelve una cuchara sopera de harina y se añade a la salsa, de deja hervir a fuego lento para que espese.
Ya reposado la masa de los panecillos, si vemos que se ha quedado muy espesa se le añade una poquita leche, como una o dos cucharadas soperas.
Ponemos aceite a calentar y con una cuchara  vamos echando la masa a la sartén, en forma de panecillos, damos la vuelta para dorarlos y se sacan .
Así hasta que esté todos fritos
Luego  se echa la salsa hirviendo sobre los panecillos.
Y ya tenemos éste plato tan simple como rico.
Si se quiere se puede hacer solo con tomate frito, eso ya va en gustos.

lunes, 21 de marzo de 2016

POESÍA

Poeesía ¿ que es poesía?
Una palabras escogidas al azar
Un pensamiento escrito
Mirar tus ojos en lo míos
En parte ya te lo he dicho

Escribir letras que rimen
Renglones que suenen bien
Juntar palabras de amor
Te estoy empezando a querer

Soñar con tu bella cara
Escribir lo que mis ojos ven
Me pierdo entre líneas
Borrones empiezo a ver

Del tintero sale tinta
Y de mi pluma también
Y el papel que estaba en blanco
Se está dejando leer


Y tu me preguntas 
¿ Eso es poesía ?
Claro niña ¿no lo ves?
Que lo que mi corazón siente
Está escrito en éste papel

martes, 15 de marzo de 2016

PODERTE QUERER



Quiero beber de tu aliento
Y dejar que de mis labios
Beban los tuyos también

Embriagarme en tu aroma
Emborracharme de placer
Acariciar tu cara, tu pelo
Tu cuerpo de mujer

Quiero vivir a tu lado
Quererte y dejarme querer
Que se pare el tiempo
Cuando acaricias mi piel

Quiero, que mas quisiera
Despertarme de una vez
Que esto no fuera un sueño
Amarte siempre mujer


Quiero cerrar los ojos
Abrirlos y verte otra vez
Pero que no fuera soñando
Quiero poderte querer

jueves, 10 de marzo de 2016

ROMPER LA TEJA

Por dos veces pidió Paco Laguna la puerta de su novia Antonia, hasta que por fin, a la tercera, le rompieron la teja
María, estaba casi dormida, aún no se creía todo lo que había vivido aquél día, llevaba casi un año de amor escondido, porque sabía que antes de los quince años su padre no habría dado el consentimiento para su noviazgo, se había cumplido su sueño, al fin no se vería a escondidas con Pedro, podría pasear de la mano por el paseo, él, iría a su casa a recogerla, porque ese día había pedido la puerta a su padre, o sea formalizar las visitas a casa de su flamante novio.
El noviazgo de sus padres fue tan diferente, su padre tenía quince años y su madre doce, como era natural su abuelo no consintió que entrase a casa hablarle, ni siquiera en la ventana, hasta que su madre cumplió los dieciséis años, así que tuvo que pasar por tres veces hablar su padre con su abuelo, la primera vez ni entró del tranco de la puerta, oyó decir a su madre.
_ Esteban, Paco el de Lagunilla que quiere hablar contigo..
_Pues yo no quiero hablar con él (oyó decir a su padre)
La segunda vez pasó dentro de la casa, Amtonia estaba escondida en el hueco de la escalera ya tenía catorce años, le pidió a su madre que la ayudara, ésta cedió, pero su padre fue tajante.
_Pero¿ tu crees que voy a dar consentimiento a unos mocosos ? vuelve dentro de unos años.
Así que esperaron hasta que ella estaba a punto de cumplir dieciséis, su amor de niños, iba creciendo con ellos, se veían adultos para dar ése paso y al fin a la tercera como quien dice, fue la vencida.
Habían sido casi cuatro años de amor secreto a voces porque todo el pueblo sabía que se querían, pero no era un noviazgo formal, ese era el paso que tenían que dar para poder verse formalmente, sin esconderse.

En Baños de la Encina (Jaén) el pueblo donde nací, en la década de los 40 del siglo pasado, era costumbre, romper la teja al entrar el chico al que querías hablar con tus padres,  previo consentimiento del padre primero en la ventana , era normal a cierta hora de la noche ver ventanas engalanadas de flores a un hombre cortejando a su novia, lo mas que podían hacer era  cogerse las manos y darse entre las rejas un beso, pasado un tiempo, el novio volvía a pedir permiso al padre de su novia para poder hablarle en la puerta y después  y cuándo a los padres les era conveniente, les daban permiso para entrar hablarle en la casa.
También había noviazgos que entre los padres de los novios planeaban la boda de los hijos, a veces salía bien, con el paso del tiempo, el roce, la llegada de los hijos...Otras, ya se sabe, donde no hay amor y son matrimonios de conveniencia, no puede haber nada y solían acabar en camas de sus verdadero amor.

Se restregó los ojos al oír un gran golpe en la puerta de su casa, luego siguieron muchos más golpes de casquijos estrellados en el suelo.
.A continuación otro golpe más fuerte seguidos de otros muchos, con acompañamiento de petardos, risas,
_ Que pronto se han enterado que ya soy una novia formal, (se dijo)
Voces y un gran alboroto, por fin empezó a sonar las guitarras, laudes y bandurrias.
_Sal a tu balcón carita de rosa
_Sal que te quiero ver 
_Mujercita salerosa
_Que todo el mundo se entere
_Que eres mi novia preciosa

Al fin, María se ponía  la bata sobre el camisón y se asomaba al balcón, la calle estaba llena de amigos, vecinos, familia y curiosos que habían ido a ver como le rompían la teja.
Había muchos casquijos en el suelo, era tradición romper toda clase de objetos de barro, botijos, cántaros, lebrillos, y sobretodo una  teja,  el significado era, que se daba el consentimiento para empezar hacer planes de boda y como comienzo de una vida nueva, muchos parejas guardaban trozos de esa teja, como recuerdo de ése día especial. Agua azul corría calle abajo, le habían pintado la fachada blanca de cal como era costumbre con agua y azulete, poniendo los nombres de ella y el de su ya novio formal..
Así comenzaba un noviazgo serio que en la mayoría de los casos terminaría en boda.
Ésa tradición como muchas tantas se ha perdido, era normal decir que iban a pelar la pava cuando no se era novio formal, o sea esconderse para verse, una vez formalizado el noviazgo, se pasaba a ésta otra frase.
_Llevar la canasta
Aunque ya eran novios formales, no se dejaban ir a los novios solos, siempre iba alguien acompañándolos, una hermana, hermano, sobrina, amiga, tía.
Hasta que pedía el novio la mano para casarse,debían estar vigilados, no fuera que se aprovecharan estando solos de lo que sólo una vez casados debía consumarse.

Os he puesto una pequeña historia de una tradición Bañusca, mi pueblo y de muchos pueblos de la provincia de Jaén, que como muchas otras se ha ido perdiendo.
Romper la teja

martes, 8 de marzo de 2016

EL OLVIDO

Me quieres olvidar, mas no puedes
Ni yo de ti,  amor me olvido
Intentas no mirarme al pasar
Para que no se de cuenta mi marido

Nuestro amor no puede ser
Porque nunca has sido mio
Ni tu dejarías a tu mujer
Ni yo de mi vida me olvido

Tu y yo tenemos vidas distintas
Que fue cosas de chiquillos
Nuestras vidas quedaron rotas
Murieron sin haber nacido

Treinta años ya pasaron
Nuestro amor sigue escondido
Y nunca saldrá, es secreto
Aunque sigue estando vivo

Nunca hubo abrazos ni besos
Ni caricias, ni suspiros
Que fue un amor sin malicia
Un amor muy de niños

Sigue tu vida, como yo
Sin hablar,  lo comprendimos
Ni tu dejarías tu  casa
Ni yo a mis hijos queridos

Quizás algún día nos juntemos
Mira si es difícil niño
Por ponerte un ejemplo
Nunca vuelve del mar un río

Tu mirada me lo confirma
Al fin lo has comprendido
Que este amor si es que lo hubo
Quedó enterrado en el olvido

martes, 1 de marzo de 2016

SAN JUAN


SEMANA SANTA 201

SAN JUAN



Que cara más fina que el coral
Los costaleros le elevan
Que porte,  cuando en andas va
Tiene cara de ángel
Qué bonito es San Juan
En la última cena
Llorando está
El preferido de Jesús
En su pecho le deja recostar
Bien sabido que era amado por él
 la Virgen también lo querrá
Al bajar a  Jesús de la cruz
A su lado él llorará
Y recuerda con pena sus palabras
Madre ahí tiene un hijo más.
Mi discípulo amado
Ahora tu hijo será



Encarna Laguna Garrido
Semana Santa 2016