POEMAS

ENLAGA en Poemas del Alma

Presentado por Poemas del Alma

jueves, 8 de diciembre de 2011

RECUERDOS BAÑUSCOS

Baños de la Encina, mi pueblo, tiene miles de olivos centenarios donde aparte de su fruto la aceituna, esa que sirve para un buen aperitivo, aliñadas al estilo bañusco, es el sustento de muchas familias, olivos pasados de generación a generación por centenares de años, donde el oro líquido, el aceite, que con sus dos dominaciones de origen del las dos cooperativas Bañuscas "Nuestro padre Jesús del llano" y " Nuestra señora de la Encina " hacen que Baños sea reconocido más allá de nuestras fronteras.
En el suelo de estos olivos se criaba de forma natural otros frutos hoy desaparecidos gracias a las nuevas tecnologías, bueno a los herbicidas, es cierto que es más cómodo coger la poca aceituna que cae al suelo en un suelo limpio de hierba, la de veces que cogiendo aceituna aún con guantes te ortigabas las manos, con ese escozor y picor tan característico de las ortigas, o te encontrabas ciertas sorpresas cuando arrastrada espuerta delante ibas arrollando aceituna (como alguna serpiente  tomando el sol del frío invierno, o un lagarto)  y echándola  a puñados en las esportilla, luego al llenarse se vaciaba en las medias de esparto(espuertas grandes) que los hombres sobre sus hombros llevaban a la limpia, normalmente habían dos una para la aceituna de los manteos donde solo había que limpiar ramas y otra para la de las mujeres donde iba más sucia, aceitunas revueltas con tierra, chinolas, hierba etc, etc...
Pero aparte de esas malas hierbas, te encontrabas olivas sembradas de ajosporros, collejas, espárragos, había unos de estos últimos que se enrollaban en el tronco como si fueran serpiente y las mujeres mayores siempre decían.
_En ese tronco tener cuidado que hay serpientes
 y las más miedicas nos salíamos a coger las sartás
( aceituna en el suelo entre las olivas) en medio de la camá (espacio entre oliva y oliva).
espárragos
collejas
En cada oliva nos poníamos cinco mujeres para coger la aceituna del suelo, una en el tronco, casi siempre la más mayor del grupo, dos, cada una alrededor del tronco de la oliva y las otras dos cogiendo las aceitunas sartás de las camás, ahora todo es tan distinto, no se habla pues entre el ruido de las máquinas que abarean, las sopladoras que juntan las aceitunas en montones, para luego llenar los esportones grandes y estos vaciarlos en remolques a granel hasta las cooperativas y hay hasta  máquinas  que recogen las aceitunas del suelo, apenas se puede hablar.
Entonces la aceituna se llenaba en sacos y estos se llevaban a la cooperativa en los remolques de los tractores y las gente encima de ellos a la vuelta en el ultimo viaje.
ajosporros
patatas de tierra
Cada día lo que se recogía del suelo de las olivas, era para una de nosotras si te encontrabas ajos porros se lo dabas a la que veías que en la cinta del refajo los llevaba colgando, o si te encontrabas espárragos se los dabas a quien decía:.
_Si encontrais espárragos me lo dáis que mañana de talega (comida preparada el día anterior, para comer en el campo)eso es lo que voy a traer para comer, o collejas mi verdura favorita que rica estaba la tortilla de collejas, las lavaba, las cocía durante diez minutos cuando el agua rompía a hervir, las escurría, ponía aceite Bañusco en una sartén con un  diente de ajo a láminas , las daba unas vueltas y le batía dos huevos ¡uh! que ricas, se me hace la boca agua al recordarlas, que verdura más natural te encontrabas, ahora ya no hay y lo poco que nace está contaminado por los herbicidas, pero en nuestra sierra  aún sigue saliendo estos manjares, como los hongos, las patatas de tierra que a mi abuelo Esteban  le encantaba, pero a los marranos jabalíes también, me contaba mi abuelo, que sabía donde encontrarlas de un año para otro, siempre que no se le adelantara los marranos, también hay níscalos en los pinos...Tenemos manjares, eso sí en la sierra por que aquellos frutos del suelo de los olivares, ya no salen y los pocos que nacen no se pueden comer...











 Los hongos en otoño con las primeras lluvias están
riquísimos asados en la lumbre o en la sartén con ajo y pergil,
Los madronos o dormideras...
El tomillo para darle sabor a la carne de monte, o mejor dicho a  nuestra receta estrella "Venado a la Bañusca".
Hinojo para el aliño de las aceitunas y es que nuestra tierra aparte de nuestros olivos tiene otros productos que hacen que el sabor y olor de nuesro pueblo sea único.